LA CASONA

Formación e Investigación Teatral de Barcelona

 

Fundada el 7 de Enero de 1980 por su actual director Fernando Griffell. Los criterios pedagógicos de LA CASONA se basan en el Método de las Acciones Físicas (MAF) de Constantin Stanislavski, padre indiscutible de la escena moderna. Este método nace como una autocrítica del maestro, como una evolución profundamente superadora de su primer método, el de la “memoria emotiva”, sistema en desuso que ya forma parte del Museo del Teatro.

LA CASONA es pionera en la práctica del MAF en Cataluña y el resto de España; gran parte de la propuesta formativa surge de la investigación sobre el MAF y sus fundamentos teórico-prácticos, con el objetivo de optimizar la transmisión pedagógica al alumno, siendo este método la primera de las dos señas de identidad del Centro.

Desde su fundación, han surgido de las aulas de LA CASONA numerosas promociones de actores y actrices, muchos de los cuales se dedican profesionalmente al teatro y al cine en Europa y Latinoamérica.

SIGLO XXI, LA FORMACIÓN DEL ACTOR HOY.

En el siglo XXI, la función informativa y comunicacional del Teatro ha sido claramente superada por los sucesivos ingenios técnicos con los que contamos: la radio, el cine, la televisión, los satélites, ¡las grandes redes cibernéticas! Su función cultural, de entretenimiento y de expresión del crecimiento del individuo, cobra, entonces, una nueva dimensión a la que hay que dar una respuesta al alza y en contra de la vulgarización.

Hoy, como ayer, como siempre, en LA CASONA nos mueve el mismo objetivo que alentó la fundación del Centro en 1980: la asunción del Teatro como un Arte; lo que conlleva la idea de un actor asumido a sí mismo como creador: el actor necesario...

Por ello en LA CASONA la idea misma de formación implica una visión renovadora en cuanto al rol del actor en la estructura del hecho teatral. He aquí la segunda seña de identidad del Centro: concebimos al Actor, en necesaria e ineludible consonancia con el director, como un verdadero creador que transforma, inventa, enriquece y hasta modifica, con su accionar, la propuesta dramatúrgica literaria.

Pensamos que el actor debe asumir un rol activo en la dramaturgia escénica, en la creación y construcción de lo que “sucede” en la escena.

Por otra parte, en LA CASONA se responde con claridad a la siguiente pregunta:

 

"Si el texto teatral es el lenguaje del Autor, ¿cuál es, entonces, el lenguaje del Actor?"

 

Dado que el discurso verbal le viene dado por la creación literaria del dramaturgo, entonces el lenguaje propio del actor es la acción.

La metodología que mejor canaliza nuestra visión del trabajo del actor es el Método de las Acciones Físicas (MAF), la verdadera herencia que dejó Constantin Stanislavski.

Por todo lo explicado, en el proceso formativo que ofrece LA CASONA, los profesores se ocupan desde la primera clase de alentar la “individualidad creadora” del alumno-actor y enseñarle a utilizar la acción, su lenguaje específico, aplicando la herramienta del Método de las Acciones Físicas.

...y a descubrir el placer de crear teatralmente, alejándolo de la fácil tentación de ser, simplemente, un obediente servidor.

 

Fernando Griffell

Director de LA CASONA

///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

La Casona, Formación e Investigación Teatral © 2012

La Casona

es miembro de la ACET.

"Asociación Catalana de

Estudios Teatrales"